Gonzalo Climb
CUERDAS

CUERDAS

NUESTRA SELECCIÓN DE CUERDAS

Para cada tipo de escalador y para cada tipo de escalada existe una cuerda con unas cualidades específicas. Aquí te dejamos las que pensamos que son la mejor elección en cada categoría.

CUERDAS PARA ESCALADA DEPORTIVA (SIMPLES Y DINÁMICAS)

Las cuerdas simples dinámicas son el tipo más común de cuerda utilizada en la escalada deportiva. Están diseñadas para absorber energía en caso de caída, reduciendo así la fuerza ejercida sobre el escalador y el equipo.

Estas cuerdas están construidas con una capa exterior resistente que protege el núcleo interno, el cual está compuesto por filamentos de nylon o poliéster entrelazados para proporcionar elasticidad y resistencia. La elasticidad de la cuerda permite al escalador caer de manera controlada, disminuyendo el impacto sobre el cuerpo y los anclajes.

Las cuerdas simples dinámicas vienen en una variedad de diámetros, generalmente entre 8.5 mm y 11 mm, siendo las más delgadas más ligeras pero menos duraderas, mientras que las más gruesas ofrecen mayor resistencia al desgaste pero pueden ser más pesadas.

CLIFF

SIMOND

CUERDAS PARA VÍAS DE VARIOS LARGOS (DOBLES Y DINÁMICAS)

Las cuerdas de escalada para vías de varios largos dobles y dinámicas son una opción popular para escaladas de mayor longitud y complejidad, como las rutas de varios largos en escalada tradicional o alpina.

Estas cuerdas se utilizan en pares y están diseñadas para proporcionar versatilidad y seguridad en este tipo de situaciones. Tienen una capa exterior resistente que protege un núcleo interno compuesto por filamentos de nylon o poliéster entrelazados, lo que les confiere elasticidad y resistencia.

La principal ventaja de utilizar cuerdas dobles en vías de varios largos es la capacidad de dividir la carga entre las dos cuerdas, lo que reduce el arrastre y la fuerza en los anclajes. Además, en caso de necesidad, una de las cuerdas puede usarse para el descenso mientras la otra permanece asegurada.

Las cuerdas dobles dinámicas vienen en una variedad de diámetros, generalmente entre 7 mm y 9 mm, siendo las más delgadas más ligeras pero menos duraderas, mientras que las más gruesas ofrecen mayor resistencia al desgaste pero pueden ser más pesadas.

Son ideales para la escalada alpina y tradicional en rutas largas donde la gestión de la cuerda y la reducción de la fuerza en los anclajes son importantes consideraciones de seguridad. Es esencial estar familiarizado con las técnicas adecuadas de manejo de cuerdas y aseguramiento al utilizar este tipo de equipo.